CONOZCA A NUESTROS CLIENTES

DAVID

David recuerda los días cuando su madre vendía tacos todas las mañanas y tamales los domingos para pagar sus cuentas. Algunos meses no tenía servicio de agua y otros su teléfono estaba suspendido. Cuando llegó a la escuela secundaria, se unió a una pandilla, vendía drogas y ayudaba a pagar las cuentas. “Justificaba mis acciones con la excusa de tener que ayudar a mi madre”, dice David. “Recuerdo sentirme avergonzado porque a mi madre la llamaban la señora de los tacos. Ahora miro hacia atrás y admiro su perseverancia y sacrificio”. Las acciones de David le pasaron factura y fue encarcelado. “En prisión, fui liberado de mi participación en la pandilla y comencé a buscar a Cristo con todo mi corazón”, dice David. “Trabajé como traductor para los servicios de la iglesia y me eligieron como educador para el Programa de Emprendimiento en la Prisión (Prison Entrepreneurship Program, PEP)”. Ya en libertad, David trabajó para el PEP. Con ayuda de On the Road Lending, ahora tiene un vehículo confiable, está desarrollando su crédito, les envía dinero a su madre y a su padre para ayudarlos con sus finanzas y está aprendiendo a realizar su presupuesto y planificar para el futuro. “Mi objetivo es comenzar una organización sin fines de lucro que ayude a los jóvenes en riesgo para que reciban orientación hacia la adultez”, dice.